15.1.12

Clásicos del centro de la Cd. de México y Ron Mueck

Uno de mis lugares favoritos del planeta es el Centro Histórico de la Ciudad de México. Hay tanto que ver, y hacer, que es imposible resumirlo en una o diez visitas (o posts). Esta es mi recopilación -hiperreducida- de la única visita que pude hacer en el viaje, pero de que lo disfrute, sí mucho, como siempre.

Este es mi resumen de los clásicos visitados. Empezamos por la Catedral, esa impresionante iglesia construida en el primer cuadro, justo al lado del Templo Mayor y del Palacio de Gobierno. ¿Increíble no?

Catedral de la Ciudad de México

A un lado de la Catedral, conectando dos calles, se encuentra el Pasaje Catedral, que para mí parece el pasaje del terror, aunque interesante es. Es extremadamente raro, cada una de las tiendas tiene artículos religiosos "al por mayor" y entre ellas hay las que venden tés, hierbas, inciensos y todo lo que haga falta de herbolaria o sahumerio.

Hierbas que "todo lo curan" en pasaje Catedral

Personajes hay en cada esquina de la ciudad. Mi favorito el cilindrero (u organillero). El día que tenga mucho dinero me compraré un cilindro, uno de los pocos, muy pocos, que quedan rondando con sus rollos de música...

El cilindrero, uno de mis favoritos (Foto de NLE)

San Ildelfonso es uno de esos clásicos y siempre visitados edificios. Hoy en día museo, que contiene a Ron Mueck y a Marylin Manson, con sus extremos bien marcados. Por la "simple" arquitectura es digno de conocer y es gratis los martes. La exposición de Mueck estará hasta el 5 de febrero de 2012 y vale la pena.

El antiguo Colegio de San Ildefonso

"In bed", escultura de Ron Mueck en San Ildelfonso


Entre los muchos restaurantes que son ya permanentes están: El Cardenal, donde uno no se puede perder el chocolate (uno de mis favoritos); El Café la Blanca (desde 1925) con su café con leche; El moro que es LA churrería; añado el Sanborn´s de los azulejos, del que no me salieron fotos decentes pero que Amanda me ha hecho mención en los comentarios y tiene razón debe estar, y bueno una lista interminable, pero hoy menciono:


El rey del pavo, como dice ahí desde 1910.


Restaurante "El rey del pavo" 
La anécdota es que hoy se encuentra en la calle de Palma. Cuando llegamos mi mamá decía que iba con mi abuela, pero que según ella estaba en otra ubicación. ¡Qué tal que hace 30 años que ya no están en la calle de Gante!

Taco y torta de pavo con aguacate y dorados


Delicia es también la Dulcería Celaya, como dice abajo desde 1874. Los dulces más mexicanos y sobretodo que siguen conservando la calidad. Hay para todos los antojos.


La clásica de clásicas
Pequeña muestra de dulces mexicanos. Mi favorito en medio a la izquierda.

Ahora el hermoso, hermoso, Palacio de Bellas Artes. Es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.  Su construcción duró alrededor de 30 años. Hoy se pueden escuchar óperas y conciertos en sus salas. Algunas veces al año tiene exposiciones temporales.


El Palacio de Bellas Artes

Si queremos ver el Palacio completo y perfecto, no hace falta más que subir por el elevador que está en el Sears de enfrente y llegar al piso nueve donde se encuentra una cafetería con la mejor vista imaginable.

Un espresso viendo Bellas Artes (Foto de NLE)

La mejor de las vistas

Casi para terminar tenemos la Torre Latinoamericana. Por muchos años el edificio más alto de México y Latinoamérica y hasta se dice que fue el más alto del mundo. Hoy superado por el WTC y la Torre Mayor. Tiene una estructura especial para soportar los sismos de la ciudad. Se puede acceder a su mirador y si nos toca un día despejado el centro queda a nuestros pies.

La Torre Latinoamericana

Unos de los más nuevos son la torre de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Museo de Memoria y Tolerancia. Se encuentran enfrente de la Alameda y son perfectos para la visita turísitca. El Museo de Tolerancia cuesta alrededor de $60 pesos todos los días (3€) y $49 para estudiantes y "tercera edad". La tienda del museo tiene cosas muy entretenidas y bien diseñadas.

Detalles del patio de la nueva Secretaría de Relaciones Exteriores y el Museo de Memoria y Tolerancia
Conozcan la Ciudad de México. Ahora sí a seguir con las visitas y el regreso al planeta.

5 comentarios:

Amanda dijo...

Si, me encanta ciudad de Mexico, tantas tantas cosas. Te falto el Sanborns de los azulejos, es uno de mis edificios favoritos del mundo, se me hace tan bonito.
Ay ciudad de Mexico, Coyoacan, Chapultepec, Xochimilco....
El mercado de los peces ! Has ido alguna vez? Es toda una aventura !
Que tal el jetlag? Espero que ya mejor !

Zarawitta dijo...

Ja, ja, ja, sí lo sé, de hecho me faltaron muchos. Aunque sí pasé por ahí las fotos no me gustaron. Pero lo añadiré en tu honor y en el suyo ja, ja. Al menos como mención.

Mmmm interesante ese sí que no lo conozco y es que hay tanto. Añado a tu lista San Ángel, Polanco y hasta los novedosos edificios de Santa Fe, los restaurantes de Palmas y Reforma y bueno es que es interminable....

Ya mejor, pero aún despertando a media noche, ya desaparecerá :)

Alesi dijo...

Woow, que buena descripción de esa ciudad tan caotica y bonita, últimamente mi lugar favorito para ir a platicar es la calle de Regina, la han puesto muy bonita, sin autos, con cafés y bares, muy muy recomendable.

Tus fotos quedaron excelentes, pero sí faltó la casa de los azulejos, en ese cuadro del centro histórico nunca debe faltar :D

Saludos.

Zarawitta dijo...

Alesi,

sí la Calle Regina, es otra zona que ha cambiado mucho, hace ya rato que no paso por ahí, pero Casa Vecina es un muy lugar para una tarde de sábado, ¡que antojo!

Por ese lado del centro hay una fonda con un enorme mural muy famoso, que vale la pena darse una vuelta por "La fondo del Hotentote" en Cruces 40

olivia dijo...

Edificio de correos y Banco de Mèxico, por citar otros, si el Centro Histórico de la Ciudad de Mèxico es inigualable, a Cj le superencanta. Y tu dulce favorito es un macarrón?
Besos.