2.11.11

Ofrendas de Día de Muertos


El texto que está en este post, es un texto modificado que escribí con nombre real y todo para un periódico digital como colaboración. Así que espero les pueda dejar algo sobre los altares de muertos:

Las tradiciones, como el resto de las representaciones culturales, muestran el paso de la globalización sobre ellas y sobre nosotros. En México el Día de Muertos que se divide en dos celebraciones: el día de los muertos chiquitos el 1 de noviembre y el día de muertos 2 de noviembre, es un claro ejemplo de la sinergia creada a partir de tradiciones prehispánicas, coloniales y modernas.


En la historia prehispánica de México se realizaban ofrendas a los muertos que viajaban a los otros mundos. Se hacían caminos de flores y luces que los llevarían por el camino correcto sin perderse, a veces en la compañía de un Xoloitzcuintle o Xoloescuintle. Este es un perrito de raza originaria del México prehispánico, no tiene pelo y su panza es caliente, por lo que antiguamente lo usaban para tratar dolores estomacales, poniendo al perrito sobre el estómago. 


Por otro lado se realizaban  estos y otros festejos al término de las cosechas, al igual que en otras culturas, como la Celta. Se montaban altares en honor a los muertos en el décimo mes del calendario, que coincidía con el mes de agosto del calendario actual. Ese altar contaba con los objetos que al ofrendado le gustaba utilizar o comer en vida y algunos otros que sirvieran para su camino al cielo.


A partir del mestizaje y a través de la colonia se incluyen nuevos objetos que se transforman en básicos para una ofrenda de muertos, especialmente comida: el mole, la calabaza en tacha (la cual pueden ver la receta en el link) o el pan de muerto. El papel picado realizado con papel de china (también llamado de seda), las calaveritas de azúcar con el nombre del fallecido en la frente, ahora también de chocolate o amaranto (semilla típica mexicana, muy nutritiva) e imágenes religiosas provenientes del catolicismo.



Una ofrenda generalmente tiene: pan de muerto (un pan suave y dulce que tiene aroma azahar, decorado con formas de 2 huesos y una lágrima central), flores de cempaxúchitl (amarillas – naranjas y con muchos pétalos), flores pata de león (moradas con textura de terciopelo y que por fin me enteré hace unos días cómo se llaman), tamales, velas, papel picado, fruta. En las ofrendas de los muertos grandes alcohol en forma de aguardiente, mezcal o cerveza, o el que le gustara al "difunto" (entre comillas da palabra me da risa, no pregunten). En las ofrendas de los pequeños difuntos dulces y chocolate.



Cada zona del país tiene su propia tradición, su comida especial: chapulines y tlayudas (grandes tortillas) en Oaxaca, diferentes tipos de maíz a lo largo del centro, mariscos para las zonas costeras, dulces de diferentes frutas. Al final de la mezcla de tradiciones lo importante es recordar cada día. Recordar con un altar de muertos, con una ofrenda con fotografías y flores, recordar de una forma festiva los buenos momentos que se han vivido con aquellos que ya no están, con los que aún estamos aquí.



5 comentarios:

Aina dijo...

Hola! Gracias por visitar mi blog, te he contestado a tu pregunta. Buen post ¡qué miedoooo!

Zarawitta dijo...

Aina,

mil gracias por la respuesta, ahora pensaré comprar o no el libro.

¡Gracias por el comentario del post!

Praxedes1985 dijo...

Como creo que ya ha quedado claro, el Día de los Muertos me parece fascinante. Me parece todo tan bonito, tan colorido..
Gracias por contarnos cosas tan preciosas de tu tierra.

De la cocina de Ximena dijo...

Zarawitta, aqui estoy regresándote la visita. LLego un poco tarde a tu entrada de la ofrenda pero aún así me di la vuelta y me gustó mucho, yo también dejé mi entrada sobre las ofrendas y la celebración, que la verdad me encanta esta fiesta.
Me quedo por aquí, te mando un abrazo y un beso fuerte desde México.
Ximena

Zarawitta dijo...

Praxedes1985

pues a mí, que más te digo, me fascina y me encanta poder contarles cosas de mi país. ¡GRACIAS!

Ximena,

que bueno que pases por aquí seguiré visitándote, sobretodo me gusta compartir tradiciones y gustos como el AIG.

SAludos