23.11.10

Día de muertos y Halloween

Atrasado, mucho lo sé, pero estas dos fechas son de mis favoritas top 3 del año y no podía dejarlas ir. El viaje ha atrasado  varias semanas este post, pero ustedes con calma que ya ahí la llevo.

El día de muertos (2 de noviembre muertos grandes, 1 de noviembre muertos chiquitos-niños), como en México en ningún lado, similares sí, el día de todos los Santos que se festeja en varios lugares de Europa.  El Halloween (All hallows eve), se festeja principalmente en EEUU, pero su origen básico es Celta.


En México desde días antes de la fecha es decir a finales de octubre se ponen los tradicionales altares a los muertos, que deben de llevar flores, las típicas moraditas como de terciopelo (tela suevecita "peludita"), que no sé como se llaman, perdonen la ignorancia y las de cempazúchil o zempazúchiltl, que ven abajo y tienen un aroma  muy particular.


Los altares deben tener  la comida favorita del muerto al que se honra con todo y su foto o fotos de los muertitos del año y anteriores. Se pone fruta de temporada, veladoras, para que encuentre el camino al "cielo", el cielo que corresponda a cada uno claro.


 Afuera de mi casa, es decir casa de mis papás, hay una plaza o parque grande, en la que en el centro había una fuente, debe haber sido linda, pero yo sólo una vez recuerdo haberla visto funcionando... en fin, en esa fuente, en el centro, hay una cruz de cemento con la base azul, que ven en la foto de arriba, casi cada año ahí, los vecinos que se organizan, ponen un altar de muertos. Es una tradición que combinada con los, literalmente, cientos de niños que  "bajan" del "pueblo" de arriba a pedir Halloween o "calaverita", me gusta y me seguirá gustando conservarla cada año, aunque algunos no pueda estar ahí.

 Algunos de los vecinos de plaza adornan sus casas, como se hace en otros países, con una mezcla entre el Halloween y el día de muertos y esa mezcla ha dado como resultado unas lindas gárgolas y este buitre que está lindoooo....



La clásica  comida del día de muertos, es el pan de muerto (con su debido chocolate con leche), que tiene una bolita justo hasta arriba que simula según la tradición una lágrima y los demás bultitos son huesos. La calabaza en tacha (con guayabas, canela, piloncillo - panela), que les iba a poner la receta pero se las debo,  porque con tanto show del viaje no sé dónde ha quedado.


Entre las curiosidades de un altar de muertos están las "calaveritas", dulces en forma de cráneos, ya sean de azúcar o de amaranto, como las que se ven en la foto o de chocolate, se acostumbre ponerles en la frente el nombre del muerto... o del vivo, ya a gusto de cada quien. En la foto pueden verse unos ataúdes, unas de mis curiosidades favoritas en la parte de abajo tienen un hilo que al jalarse hace la que la carita de la calavera se eleve y salga macabramente del ataúd de azúcar.