31.12.11

2011, las grullas, los casi 14 libros y el 2012


Escribo este post mientras el reloj da las 12 campanadas en "Sol" en Madrid, acá en México estamos con los preparativos rebasándonos, tanto que se me fue el tiempo y estas palabras aparecerán como las primeras de 2012 y no como las, casi, últimas del 2011. Así es el tiempo.

Quería hacer algunas cositas originales y especiales para la cena como unas galletas de la suerte que no tuvieron tanta suerte en el horno. La moraleja es comprar una charola antipegues, porque ni con aceite, mantequilla y harina, ni con papel encerado o de cera, nada funcionó. Así que ahora tendré que ingeniar en dónde poner las frases de las galletas. Lo que sí salió fueron mis grullas al menos algo de mi plan "cena de año nuevo" saldrá, al parecer, conforme lo esperado.

Mientras esperaba a que salgan del horno las últimas galletas de mandarina, que tampoco quedaron como deberían, ayer no debí de haber entrado a la cocina, les contaba o les  cuento que todos los años unos pocos, muy pocos minutos antes de las 12, tomo unos segundos, pocos muy pocos, para escribirme a mí misma algo que me dé una especie de resumen del año y lo que espero del siguiente. Así que tengo algunos ya viejitos guardados por ahí. Es mi propia tradición de Año Nuevo.




Por otro lado quería dejar constancia, extra, de los libros que leí este año. En la pestaña de "los libros del año" del blog hay detalles, pero quería mencionarlos:

Millenium 2, Millenium 3, La Isla de la Pasión, Que se abra esa puerta, Caín, La sombra del viento, Sexo en NY, Vagamundo y otros relatos, El dios de las pequeñas cosas, Tokio Blues, Seda, 68 y El cuaderno de Maya. El cementerio de Praga y Marina están en proceso junto con Comer, amar, rezar.

Como ven leo un poco de todo. Lo que nunca me verán leyendo serán libros de superación, religión ( a menos que sean históricos o algo así) y no me agradan Dan Brown o Harry Potter, en fin curiosidades. Creo que casi siempre se merecen oportunidad tanto libros nuevos como  best seller´s,  pero si un libro no me gusta, ahí quedó. Y ahí quedó mi "reflexión" pseudo literaria, porque el tiempo se va.



Así que tengan un muy feliz 2012, lean mucho, sueñen mucho y quieran más.




PD Mientras daba los últimos toques al post se fue la luz en casa, ojalá regrese pronto, me imagino fue la tormenta que ha caído hace un rato. Por ahora publicaré haciendo uso de la tecnología inalámbrica.

4 comentarios:

Amanda dijo...

Feliz año nuevo. A veces las recetas son volutariosas y las cosas no salen como nos la imaginamos pero no importa. Que bonitas tus grullas . Espero que este año venga lleno de sorpresas, alegrias, sueños cumplidos y todo lo que ustedes deseen. A mi los libros de Millenium son los que no me acaban de atraer, creo que es porque lo de los crimenes y la novela policiaca no es lo mio, pero opino sin saber. En cambio Harry Potter , de no gustarme nada cuando salieron, fueron convenciendome poco a poco.

Adela Iglesias dijo...

¡¡Muy feliz año nuevo para ti también - que sigan los éxitos a ambos lados del Atlántico!! Un abrazo grande con cariño. (Linda la idea de las grullas y las grullas mismas.)

Alesi dijo...

¡Feliz 2012!

Que bonitas grullas, vaya que es bonita idea, yo he intentado hacerlas y no me salen :( tendré que practicar!!
Ops, ninguno te tus libros mencionados lo he leído, bueno es que tiendo mas a la literatura clásica y ciencia ficción, pero hay que entrarle a todo, aunque sí totalmente de acuerdo contigo, dudo mucho entrarle a la superación personal.

Pues bienvenido el año, saludos y felices lecturas...

Zarawitta dijo...

Amanda,

ya te había deseado feliz año, pero va de nuevo. Me imaginé que tendría algunos comentarios como este sobre haber leído Millenium, lo sé jaja, yo no me veía leyéndolo, pero me atrapó. Así pasa con algunos libros. Al menos nos generan "picarnos" con ellos.

Adela,

Muchas gracias por los buenos deseos y las porras para las grullas, el mejor de los años para ti.

Alesi,

a mí no me salían, pero usé a san Google y encontré algunos buenos videos como instructivo. Yo leo, como decía, un poco de todo, depende del humor, del año, de lo que haya a la mano y hasta de la edad, creo.