14.7.11

Reflexiones de distancias

Uno de los últimos comentarios recibidos en mi blog, junto con el final de uno de mis últimos posts y las obvias condiciones de mi vida y mi mundo, me dejaron pensando en "distancia". La conocida, por mí, dueña de uno de los blogs que reviso continuamente, reflejos en juego, suele, al igual que otros bloggeros utilizar las definiciones de la RAE (Real Academia de la Lengua Española) cuando quiere hablar claramente de algún tema. Así que para que quede, medianamente, claro aquí la definición:

Distancia
1. Espacio o intervalo de lugar o de tiempo que media entre dos cosas o sucesos.
2. Diferencia, desemejanza notable entre unas cosas y otras.
3. Alejamiento, desvío, desafecto entre personas.
4. Longitud del segmento de recta comprendido entre dos puntos del espacio.

Así que me quedo con las definiciones 1 y 3 para este post. 


Como ya les he contado estoy en curso, lo interesante de el dichoso curso, a parte del tema para mí, es que somos alrededor de 16 personas, pero todos de diferentes países: Pakistán, India, Irán, Turquía, Italia, México, Kenya, Hong Kong, Polonia, Paraguay, Argentina, Portugal, Sudáfrica y Egipto. Somos alumnos del mundo escuchando profesores de Indonesia, Australia, Holanda, España, etcétera. 


Casi todos a mucha distancia física de casa, del trabajo, de la familia, del amor (argentino... literalmente en soledad) y de la costumbre; con historias completamente diferentes, aprovechando los momentos para distraerse y olvidarse un poco de lo que al volver será distancia (amores de fado y del sur de África). 


La historia se vuelve similar, cuando pienso en México y donde la distancia física no es tan grande, pero Monterrey y México se ven hoy lejanos; pienso en México y la distancia cada vez cuadra más con las distancias de la definición 3, esas que son las más peligrosas, las que nos llevan a olvidar. 


La distancia en espacio podrá cambiar, nos da nostalgia y tristeza,  a veces necesaria, a veces por gusto, pero nos lleva a lugares nuevos, al menos casi todos los días funciona bien, al menos para mí funciona mejor cuando tiene fecha de caducidad. Mientras que las distancias que llevan al desafecto... bueno con esas no se puede hacer nada, indica que el apego y los momentos ya han cambiado demasiado.


*Feliz cumpleaños, ayer, a mis "tiítas" que nacieron juntas, pero nada revueltas.