17.6.11

Entre "El mundo de Sofía" y mi mundo (Viaje a Atenas)

... lo único que necesitamos para convertirnos en buenos filósofos
es la capacidad de asombro...
-Mundo de Sofía


Hasta hace 3 min. que fue publicado este post se llamaba: Atenas, el inicio de mi mundo. Pero me acabo de arrepentir, lo siento.

¿Quién leyó el Mundo de Sofía a sus 13 años, a sus 14, a sus 16 y más y más de 5 veces? (Aquí pueden descargar la versión electrónica, por si no lo han leído) Si bien es un libro que  para mí va dirigido a menores de 20 años, una leída a profundidad o re-léida, no le viene mal a nadie, ya que entre la cultura general (que no entiendo el concepto aún) y un poco de pensamiento básico filosófico no les cae mal.

El Partenon a primera vista


En el libro Sofía se encuentra con cartas misteriosas en su buzón que la llevan a recorrer de la mano de un "maestro" la historia de la filosofía y un poco de otras ciencias... Para mí, junto a Sofía y Sócrates estaban los Dioses y Diosas griegos. Esos seres malhumorados y mágicos, que tenían árboles genealógicos tan complicados que sigo tratando de memorizar y comprender. Esos mismos Dioses, ni buenos, ni malos, más bien tan humanos. En fin Dioses o no Dioses la mitología tiene ese algo de mágico realista que me gusta y me seguirá gustando, y que creyendo en ellos los antiguos griegos crearon algo como esto.

Entre tantos dioses y dejando mi asunto serio pasemos a otro asunto, ¡la comida! Siempre me ha gustado  la comida griega, pero probarla en su lugar fue maravilloso. Comer en Atenas no es caro, relativamente, una cena ligera sale en unos 8€ por persona, una comida más formal puede llegar a los 15€ y si los restaurantes se pelean por ti y te regalan vino y postre ni qué decir de una cena para 8 por 85€. En la imagen las comidas, lástima que el restaurante, fue nuestra culpa, del pulpo y el calamar fue malísimo,  aunque el mesero se portó buena onda y como lo regresamos se ofreció a llevarnos algo más y al rechazarlo nos regaló ouzo (bebida similar al anís). La cerveza griega ligera, pero con sabor. Las aceitunas, sin palabras, el tzatzaki (yogurth con pepino y ajo) perfecto, la mousaka sólo la probé, pero sabía bien y todo en general delicioso.

Dar click en la imagen para ver más grande.
Respecto a los postres el baklavá que probamos no nos defraudó y el yogurth griego con fruta en almíbar es de verdad delicioso, en "Fresko Yogurth Bar" lo encuentran en 3 Dionysiou Areopagitou, la calle que sube a la Acrópolis. "Vitro" fue lo mejor para comer, no tan clásico, pero muy bueno, y muy amables, excelente recomendación para comer, cenar y todo en Makrigrianni 27.

 

Calle paralela al hostal y perpendicular a la que sube a la Acrópilis.
 
Regresemos a la ciencia. Gracias a mi ya muy mencionado pie, no podía moverme y salimos a las pocas calles que estaban alrededor del hostal, todas nuevas  y bonitas. En general la ciudad de Atenas está limpia y es como una clase media en general, pero con un toque que lo hace muy "acogedor". La Acrópolis tuvo que esperar hasta el tercer día de viaje, pero aprovechamos para entrar en el "museo de La Acrópolis". Su nuevo edificio, relevante  por su arquitectura, fue creado por Bernard Tschumi y es elegante, moderno y espacioso. Para recorrerlo usé una silla de ruedas automática y me daba un poco de miedo chocar contra alguna antigüedad, ja, logré controlarla.


La gente que viaja a Atenas parece muy distinta a la que viaja a Roma. El hostal en Atenas fue muy bueno, de los mejores en los que he estado, claro a falta de algo más que té o café para tomar en el desayuno o algunos detalles, pero en general muy bueno y la gente que conocimos excelente. Las primeras dos noches sin problema, lo único es que  como mucha gente toma el ferry para las islas (que envidia)  muy temprano, siempre hay quien llega tarde y quien se va temprano, pero se duerme bien en el Athens Backpackers y la vista de la mini-terraza, atascada de los más chicos tomando hasta que la cierran, tiene una hermosa vista de la Acrópolis. Hasta el metro es limpio y ordenado, tenemos la teoría de que muchas de las mejoras se realizaron para los juegos olímpicos del 2004, pero como sea, siguen en perfecto estado y el metro de Atenas es uno de los más antiguos y uno de los más amplios y sencillos. La mayoría de la gente se da a entender, así hablen 2 palabras de inglés o hasta de español.


El cambio de guardia se realiza cada media hora y cada hora todos los días. Sin embargo el domingo a las 11am, la Plaza de Syntagma  se llena de turistas, que en estos días se mezclan con la manifestación debida a la crisis económica, muy tranquilo todo, al menos cuando ahí estuvimos,  decía que se llena de turistas porque se hace el cambio de guardia principal. La orquesta de la guardia civil baja y en sus trajes de gala con sus curiosos zapatos realizan los movimientos exactos, que podrás ver claramente si llegas ahí, al menos, 45 minutos antes.


De entre las muchas cosas que hay que conocer en Atenas, de las pocas que pudimos ver, son el Arco de Adriano y el Templo de Zeus Olímpico, que se encuentran muy cerca de la entrada al Partenon. Las artesanía de tejido en Grecia es impresionantemente similar a la de México, es para comprender que en alguna parte todas las culturas son similares, al final somos humanos.


Por fin entramos al lugar. En la foto el teatro de Heródes Ático, la entrada principal y el teatro de Dionisio, donde comenzaron las tragedias y las sátiras, donde se presentaron Sófocles y Eurípides.


El Partenon, sin palabras, el templo de Atenea Niké y bueno sólo a respirar... 2500 años de historia.

A Atenas (volveré y a las islas claro iré), aquí una foto mía, descansando mi pie mientras veía el Partenon y un chocolate recomendación de "La vecina v.2." Ya no les detallo, como fue que llegué de Roma a Atenas entre ambulancias y elevadores para avión, sillas de ruedas y un poco más. Lo valió.


Y para terminar, la música:



2 comentarios:

Anónimo dijo...

no he leido este post.... nunca lei el libro de sofía, apenas que compre la peli, pero no la he visto... ya estoy buscando el libro para leerlo y despues de eso. regreso contigo jeje...
gracias por hacernos un poco menos ignorantes.... otro libro que leere por ti
;)

dalve.

Zarawitta dijo...

El libro está online, el link está al principio del post. La película a mí no me gusto nada, pero veela para que me digas.

Ja, tonta, eso de ignorantes, ¿qué!