13.12.10

París, París, nevado París

Ahora sí, ¡París!

Empecemos por el vuelo que es una parte interesante, por aquello de las líneas aéreas de bajo, bajo costo en Europa. Volamos por Ryanair, los vuelos pudieron costar menos, pero lo pensamos mucho y cuando nos decidimos ya habían subido de precio, aún así excelente precio. Notas a tomar en cuenta  cuando uno viaja en esta línea en estos tiempos, ya que me dicen que antes no era así, notas:

1. Siempre, imprimir tus pases de abordar, de otro modo te cobran 40€ en el aeropuerto.
2. Si no eres de un país miembro de la UE o de EEUU, tienes que poner un sello en el aeropuerto, es decir formarte en unas infames filas que atiende una sola persona.
3. El único equipaje que permiten  es una "maleta" de 40x50x20 LITERALES, las miden 3 veces y no puede pesar más de 10.0 Kg, es en serio y sólo UN (1) bulto, ni la cámara afuera, ni el libro, ni la bolsa de mano, ni la "cangurera", NADA, nada.
4. Los asientos no están numerados, es decir, mátense todos por hacer filas, ser los primeros y lograr asientos juntos, o que tu maleta quepa por que si eres el último te la mandan para abajo...
5. ¡Comida? Jaja, obvio todo te lo venden a precios no demasiado caros, a parte aprovechan para vender boletos de "ráscale", calendarios de aeromozas en bikini y su propio "duty free".
6. Aún con todo eso y las turbulencias y el mal aterrizaje (que no ayuda a mi miedo por los aviones), es tan barato que uno puede usarlas "tranquilamente" si sabe a lo que se atiene. Quedan advertidos.

Por ello mi maleta para 4 días en París, ¿quién dijo que no se puede viajar ligero?


París Beauvais es el aeropuerto alterno número 2 ó 3 de la ciudad está en las afueras, a una hora más o menos del centro de París. El clima que nos tocó, como era de esperarse, mucho, mucho frío. Tomamos el autobús que cuesta 15€ y llegamos a París a las 1030 am del martes 6.  

Finalmente al bajarnos del metro, perdiéndonos un poco, el metro de París no es tan sencillito como el de México o Madrid, más bien enrollado como el de NY, pero logramos llegar a Trocadero, mirador de la Torre Eiffel, con su plaza a Napoleón. Ahí nos recogió DLL. quién es hermano de nuestros mejores amigos en Cuernavaca y para nuestra suerte se aventó el paquetito de recibirnos. Justo unos 15 min antes de que llegaran a recogernos,comenzó una nevada de miedo, igual que al día siguiente, tanto que salió en las noticias de México.


Como primera aventura a medio "periférico" o autopista de París, rumbo a Bussy St. George donde nos quedaríamos y recogeríamos al pequeño NTH, hijo de nuestros "hosts", se comenzaron a trabar los limpiadores del coche, horror, las manos de NLE y de DLL quedaron congeladasssss de moverlos, hasta que ya no dieron más. Fue peligroso, porque como decía estábamos en una vía de alta velocidad, total que dejamos el coche a unas estaciones de tren de distancia, llegamos tarde por el pobre pequeño y finalmente a salvo. Este día fue  de Disney París, que queda a sólo dos estaciones del que fue nuestro hogar por 4 días, DLL y CM trabajan ahí, en parte por haber estudiado danza. Así que a Disney nos dirigimos.


Fue una linda experiencia de unas 4 horas, porque ninguno de los dos conocíamos Disney, así que vimos a Alicia, jugamos con Buzz y pasemos por el pequeño mundo, para terminar el el show Western donde DLL trabaja, muchas gracias a ellos porque nos invitaron a ver el show que viene con cena incluida en el menú. Los bisontes, las vacas y los caballos súper entrenados para un show que no me esperaba y fue bastante entretenido.


Ya cansados al día siguiente no salimos corriendo a tempranas horas, nos la tomamos con calma y fuimos directo al Louvre. Ahí sí fue LA NEVADA, desde que llegamos, la fila en medio de la nieve el frío y hasta que todo era blanco, a mi la nieve me gusta mucho, y creo que con sus contras tiene algo lindo conocer París bajo la nieve, con todo y sus resbalones en las calles congeladas.


Estuvimos prácticamente TODO el día metidos entre la Monalisa, la Venus, Napoleón y Atenea... Por supuesto que hay obras impactantes, e ir en diciembre tiene la segunda ventaja de que no había mucha gente podía acercarte a 2m de la Monalisa y de todo lo famoso sin problema. En lo personal no me quedé maravillada con ella, pero TIENE que verse, ni modo es el problema de la fama. A mi sí me gustó y mucho la escultura "Amor y Psique" de A. Canova.


El Louvre es tan grande que terminamos dando vuelta 2 veces a la misma sala, pero es también parte del encanto, el "simple" edificio y sus vistas y ventanales... que sólo dejo dos fotos más al respecto, porque este post, se avecina largo. Ah, por cierto, es ya raro el museo donde dejan tomar fotografías a la obras, y aún es más raro que lo sigan permitiendo si toda la gente NECIA usa el flash contra toda obra que ve aunque le pidan mil veces que no lo haga, por favor NO usen flash en los museos o zonas arqueológicas, habemos quienes queremos seguir viendo las obras con color.


Al salir del Louvre,encontramos un tienda de té en la que no me pude resistir a sus lindas latas, el té que compré un breakfast tea, muy bueno y a buen precio, si pasan por ahí no lo duden http://teabythe.com/ . Después de mi compra, caminamos por Les Champs-Élysées, donde está instalado el típico mercado de Navidad, con su Chaud Vin, vino caliente especiado, parecido al alemán, sus nougats, sus comidas con col, grandes salchichas, chocolates, castañas asadas y más delicias que nos llevaron  a través de Louis Vuitton, Prada y hasta el Arco del Triunfo.


Bienvenidos al Arco del Triunfo... y luego a cenar a casa de DLL y CM con el pequeño NTH, gracias por tratarnos tan lindamente chicos. 


Un poco de nieve antes de salir a pasear:


Ahora paseamos con un poco de prisa por el poco tiempo que estaríamos en París, pero con un jueves hermoso, por San Eustaquio, vale mucho la pena entrar a conocerla. Al parecer su coro es famoso, por la excelente acústica que tiene.


El Centro Pompidou, que quedó pendiente de visitar, pero la arquitectura modernista y extraña es ya un plus. Así caminando hasta Notre-Dame, con su árbol de Navidad, su "mujer de las palomas", sus vitrales, perfectas esculturas y enormes bóvedas. A las torres ya no nos dio tiempo de subir pero seguro queda en lista de cosas por hacer en París.



Para terminar el día y casi nuestra visita a París, lo obvio de lo obvio, la Torre Eiffel. Aún no me decido sobre mi opinión al respecto, mejor que la Estatua de la Libertad eso sin duda, de noche iluminada tiene su total encanto "charming", pero no sé aún... anoto que no subimos, de hecho el día anterior estuvo cerrada por la nevada... dejémoslo en que tiene "algo" y cada quién deberá ver.


Y ahora sí a  cenar decentemente, cenamos en un cafecito atrás del Trocadero, hay muchos, nosotros cenamos junto al Café Trocadero, mi cena deliciosa en verdad, fue: le scargots, o sea se caracoles a la mantequilla verde, súper deliciosos, confit de pato con papas y setas, muy bueno también y me postre casi favorito, Crème brûlée con su capita de azúcar yummiii. NLE también cenó algo muy bueno que era escalpa de salmón con arroz y una salsa cremosa, que no se acuerda que tenía, pero estaba muy rica.


Al final tuvimos tiempo de visitar Sacre-Cour y ver el Moulin Rouge desde fuera claro jaja. Y la vista de Sacre-Cour es muy linda, pero la iglesia lo vale por ella misma, lástima que no dejan sacar fotos, ya saben siempre hay quien. El barrio de Montparnasse es diferente, a mi me gustó, hay una galería con piezas de Miró, pero no está nada promocionada y ya no llevábamos tiempo.




Así que esa fue nuestra visita número uno a París de espero varias más... Ah y lo mejor de todo (sí exageré) los macaroons jajaja DELICOSOS, ya Bea de un blog que me gusta leer me los había presentado como los nuevos "cup cakes", pero no imaginaba que fueran realmente tan ricos. Los que probamos eran de café, mandarina (número 1) y pistache.


Y finalmente mi foto favorita del viaje:


2 comentarios:

Adela Iglesias dijo...

¡Preciosas las fotos, especialmente las que están adornadas con nieve! Es un gusto estar en Cuernavaca y visitar París gracias a tu mirada y tus palabras. Qué antojo...

Zarawitta dijo...

Muchas gracias a ti por leerme y por tanto lindo comentario. A mi me encanta sentirme cerca de México trayéndolos conmigo a mis viajes y curiosidades.

Un abrazo hasta Cuerna donde, me dicen, también hace frío ya.

La nieve - hermosa!