11.10.11

Tengo hambre en Madrid, comiendo por la ciudad (actualizado)


Antes de viajar por la comida madrileña, les cuento que en este momento lunes por la tarde, estoy pensando en qué película ver mientras me como las palomitas antes de la película. Este calor madrileño de 30ºC a mediados de octubre me está volviendo más loca  de lo que ya estaba, cosa difícil de lograr. En medio del calor, trato de mentalizarme para continuar con las entrevistas de mi tesis, de iniciar procesos de jornadas, resúmenes para congresos, conferencias y otros tantos, pero me cuesta trabajo, a veces entre el calor y las ideas revueltas, los conflictos que a veces son tan ridículos, pero que te llevan a perder literalmente años y otros que tomamos más en serio de lo debido, pero que son inevitables. En fin que este blog no es específicamente para mis conflictos mentales académicos.

Todas las ciudades del mundo tienen su encanto, su arquitectura, sus personas, su olor y su aire, pero tienen sobretodo su comida. Como habrán visto en varios de mis posts, me he dedicado a tomar fotos de la comida que he ido encontrando por Madrid, especialmente aquella que me gusta. En este post he decidido poner ejemplos de algunas comidas que no dan para un post sobre el lugar, pero que no quiero dejar en el archivo para la eternidad.

La primera mención es Mallorca, es de los primeros lugares que conocimos en Madrid. Nos gusta ir a desayunar un café con leche, chocolate o una infusión, siempre con su galletita (orejas les llamamos en México a las que son como la que sale en la foto). Sus quiches son excelentes y los bocadillos de todo tipo, en especial el de camarones (gambas) con aguacate o de anchoas con aguacate, son siempre una buena elección. Tiene varias sucursales repartidas por Madrid, en principio es una pastelería, tiene un área de salados, comida preparada, quesos, vinos y chocolates. Algunas pocas mesas y su muy original sistema de cobro, utilizando unas tarjetitas de plástico donde cada área de la tienda apunta lo que se va consumiendo con un plumón.


Té negro con limón y galletita

Pulpo a la gallega de Casa de Asturias, no es mi lugar favorito, ni de lejos, pero... Este restaurante que se encuentra en el barrio de Lavapies en conjunto no es caro y no es mala opción. El pulpo a la gallega me gusta mucho, mientras esté bien preparado y en muchos restaurantes españoles es especialidad. Ya les había contado y mi favorito sigue siendo el de Casa Santoña.

Pulpo a la gallega, Casa de Asturias en Lavapies

Chimichurri de Parrilla de María en Calle Carrera de San Jerónimo casi llegando a Sol. En este lugar sólo he probado las salsas de los menús y el pastel de queso, ambos son muy buenos y la parrillada se veía muy bien, tiene precios accesibles y a pesar de estar en una zona muy concurrida, su restaurante se siente pacífico y es bonito.

Chimichurri 

Tarta de queso con coulis de frutas rojas, 

En Plaza Mayor, clásico y me atrevo a decir, más importante símbolo de Madrid, o al menos de los que más disfruto (disfruten este videito). Podemos encontrar gran variedad de restaurantes, he probado algunos, pero si les gusta el ajo, si les gusta mucho el ajo, estas papas Ali-Oli de la Cervecería Plaza Mayor, son muy buenas. Eso sí, vayan mentalizados a que el servicio es de lo peor que he visto en mi vida.

Patatas Ali-Oli, Plaza Mayor, Plaza Mayor


En otro lugar del centro cerca de Plaza Mayor, Ópera y la chocolatería San Ginés, tenemos El Ñeru. Aquí sólo les dejo un mini detalle, pronto espero, podré hacer un post más extenso para contarles de su merluza a la sidra, sus fabes, su D-E-L-I-C-I-O-S-O arroz con leche (me declaro fan de un BUEN arroz con leche), y qué decir de su queso cabrales. Abajo sólo una "caña" con su tapita de cabrales, para el antojo.

Tapa de queso cabrales y caña de "El Ñeru"

Uno menos clásico, menos gourmet, menos formal, pero que para comer rápido y los miércoles muy, muy barato, es Los 100 montaditos. Este lugar siempre lleno de gente, y un poco caótico, al final tiene su encanto si en miércoles por 4€ comes 3 montaditos (mini bocadillos), de queso azul, o salmón, o salmorejo, o jamón serrano, o casi cualquier relleno... y un tarro de cerveza (jarra para los madrileños), es una monada. Hay muchos en Madrid, así que seguro encuentran uno relativamente cerca de casa.

Montadito de queso azul, Cervecería Los 100 montaditos

Y para terminar con algo dulce, el fin de semana fuimos a Taberna El Sur, seguíamos con Lavapies, zona que no conocemos mucho, pero que dio buenas novedades. El lugar tiene su encanto con posters de películas españolas como mi amada "Los amantes del círculo Polar", pero la comida no es nada del otro mundo, aunque el postre me encantó: ciruelas (ciruelas pasas para Mx) al vino con almendras. En lo personal algo novedoso y aunque un poco dulce, no me quejo para nada. Gracias a RIII y AnaCa por siempre enseñarnos cosas nuevas, como siempre la pasamos muy bien.



Finalmente dos recomendaciones y un regalito. Las recomendaciones son de comida mexicana en Madrid, para aquellos que la extrañan: una es un restaurante-bar en el barrio de Lavapies llamado La Malinche, calle Ave María número 10 u 8, tienen sopes, chilaquiles y quesadillas de flor de calabaza, huitlacoche, entre otros, un sabor casero, pero rico.

**Información añadida después de mi segunda visita a La Malinche:
Al parecer tenían mucha gente, pero la masa no estaba bien cocida, cada plato era servido de diferente forma, con y sin frijoles los cuales estaban enteros como acompañamiento, el agua muy dulce y los tacos no podían ni doblarse, exageraron con lo "casero". Eso sí para tomar margaritas es muy bueno... no sé si le daremos otra oportunidad. ¿La tercera es la vencida?


La segunda es que en Vips (sí también hay estos restaurantes en España, bastante similares a los de México) han puesto en su nuevo menú chilaquiles verdes, están bastante decentes, salsa verde picosita, con crema ácida, queso fresco y todo el show, a probarlos y me cuentan qué les parecieron. 

El regalo es una flor para Adela, que tantas nos comparte, sólo para recordarle que ellas también están compuestas por fragmentos.

Parque de El Retiro, Madrid

3 comentarios:

Adela Iglesias dijo...

Mil gracias por los fragmentos de flor y el recordatorio: Efectivamente de trozos estamos hechos todos y todo y, en última, instancia, no tenemos una existencia independiente, lo cual es un alivio.
(También se me abrió el antojo con las demás fotos.)
Un abrazo grande,
ADela

Maricruz dijo...

Había ya leído en alguna parte lo de los VIP's en España, pero creía que era una cadena diferente.

En México no era que me gustara mucho, pero la verdad es que sus enchiladas suizas con sabor a salsa verde de lata ahora las extraño. Que cosas.

Zarawitta dijo...

Adela de nada, con cariño y con muchas fotos...

Maricruz,

totalmente las enchiladas son buenas, aunque como dices no se destacan por ser de lo mejor... No estoy muy segura de que sean o no de la misma cadena, lo curioso es que hayan decidido poner chilaquiles en el menú.