17.2.14

[Nueva etapa] La vuelta

Difícil retomar el blog después de casi dos meses de no escribir. Tanto caos pudo conmigo, bueno, con el paso constante en el blog, y con mi gastritis también. Ahora sí, ya más recuperada, comenzando adaptarme y con un nuevo sitio con vista a un árbol de la banqueta de enfrente, una planta nueva (aún sin nombre) y poco café de las mañanas (por la dichosa gastritis), creo que estoy lista para volver. 

La entrada sobre Holanda sigue en pendiente y Yulia Alitzel nació antes de que yo la pudiera escribir. Mil felicidades Amanda y Mark por todo cuando estuvimos con ustedes, sabemos que tenerla en  casa es más que especial. 


Tengo muchas, muchas entradas en idea, recetas, lugares, puntos reconocidos en el mapa, música y espacios, pero me llevará tiempo acostumbrarme a poder escribir sobre ellos. A dos meses (casi) de haber vuelto a México, Madrid sigue siendo algo nuboso que se atora con cada amigo, con cada mail sobre un sitio que conocer, sobre un libro que se presentará, o una calle conocida que se asoma en alguna red social.


Eso sí, gran parte de la vuelta se ha ido en disfrutar de los espacios de la ciudad, gran, gran ciudad, literalmente. Una de mis cosas favoritas "Maman", la exposición sigue hasta el primer fin de semana de marzo en Bellas Artes, vayan. Por cierto, Bellas Artes ofrece conciertos de cámara entre semana desde $20 pesos, así que no hay pretexto para no disfrutar de este hermosísimo lugar de la Ciudad de México.


Gracias a todos, conocidos y no, cercanos y no, por la paciencia. Los cambios no me son fáciles y este blog es el mejor ejemplo de ello, ya que registra la ida y la vuelta de una maravillosa etapa de 3 años madrileños y sus anexas. ¿Qué depararán los que vienen?

3 comentarios:

R.III dijo...

Seguro que los años que vienen serán también muy buenos. Da gusto volver a leerte. R.III

Adela Iglesias dijo...

De verdad es un gusto volver a leer tus reflexiones y ver tus imágenes. Estas en blanco y negro de la Gran Ciudad son hermosas. Efectivamente la vida es una sucesión continua de cambios, difíciles a veces de asimilar. Gracias por dejarte acompañar y ser compañía en el camino. Un abrazo grande.

I.E dijo...

RIII esperemos que sí, mil gracias por seguir ahí, no-amigo. ¡Ya vengan!

Adela, gracias a ti por leerme y por por los cumplidos con las fotos, sobre todo por estar ahí. Abrazos.