22.12.11

Mousse de cilantro y el recetario de mi Madre


Que dice el calendario que faltan dos días para la Navidad y nueve para que termine el año... Uff, así dicen que se va el tiempo. Ayer después de mucho tiempo, saqué mis muñecos (monos) de peluche, tengo muchísimos, ayer tenía más. Me gustan mucho, sobre todo los extraños, como algunos que tengo: tarántulas, castores, pingüinos (ya no tan extraños), tigres gigantes y algunos a los que quiero especialmente. Unos pocos tienen, literalmente, toda la vida conmigo. Ayer se fueron para hacer felices a algunos mountritos en Navidad. Me quedé con mis favoritos, pero sin exagerar regalé unos 40.

Hay cosas como algunos de mis monos que se quedan en el tiempo bastante estáticas. Una de esas cosas es el recetario de mi Madre, que tiene varios, pero hoy les enseño uno de donde salió la receta de hoy. Todos en sus cuadernitos a cuadros escritos a mano y algunos que le han regalado con recetas que ya pasan por antiguas. Ya les enseñaré fotos.

El recetario de la Madre

Hoy quedé de poner la receta del mousse de cilantro. Mi madre tiene por costumbre "botanera" hacer mousse´s de diferentes sabores y ayer que quería una botana, entrante o comida ligera, decidí hacer el de cilantro. Son muy sencillos y para que queden muy monos sólo hace falta un lindo molde para gelatina.

Mousse de cilantro


Mousse de cilantro

1/2 sobre de grenetina (en México Knox que contiene 7gr)
250 ml crema ácida
190gr de queso para untar (paquete grande de Philadelphia, Fiorelo, etc)
1 manojo pequeño de cilantro (sin tallos)
Sal y pimienta al gusto

Se ponen en la licuadora el queso crema, la crema, sal y pimienta y cilantro. Se mezcla unos segundos. Se diluye la grenetina en un cuarto de vaso de agua caliente y se mezcla muy bien, hasta que no haya grumos. Se agrega a la mezcla anterior y se licua muy bien. Se pone en el molde para gelatina, previamente engrasado. 

*Se puede agregar a la mezcla media cucharadita de salsa tabasco.

Servir con galletitas saladas o pan tostado.




PD A partir de hoy extrañaremos al cachorro de NLE que ya no está después de 13.8 años:


Terry

20.12.11

La rioja en México: Vinos Eguíluz

En marzo pasado, que medio les conté, vinieron a visitarme mis papás, o mejor dicho fueron a Madrid a visitarme. Hicimos un viaje por diferentes zonas de España, entre ellas La Rioja. Meses antes del viaje comenzamos a contactar con Bodega Vinos Eguíluz y es que había un interés muy personal por conocerlos. El resultado de la visita es que ahora hay Vinos Eguiluz en México.


Finalmente contactamos y fuimos al viñedo. Javier, su dueño, nos recibió muy amablemente y nos dio un tour por el viñedo. Conocimos las barricas, las cisternas de almacenamiento, la plantación de uva, el envasado y el etiquetado. Lo mejor: probar el vino.


Vinos Eguíluz tiene tres variedades de vino con uva tempranillo: joven, crianza y reserva. Acompañados por un queso idiazabal y un chorizo (que hasta probé) quedaba excelente. Así que después de probarlos mi papá decidió importarlos a México y después unos meses de trámites y horrores, esta semana al fin pudieron salir a la venta.



El vino Eguíluz en México es crianza y joven, por ahora. Es un excelente vino que contiene entre 13 y 14% de alcohol dependiendo de la variedad, su sabor es intenso y en nariz se perciben vainilla y chocolate, entre otros. Tiene una delicada acidez y los taninos se notan poco (los taninos son el componente del vino tinto, que en un mal vino y a los que son más sensibles les producen molestias).

Si quieren probarlo pueden escribir por medio de la página o en contacto@vinoseguiluz.com.mx. También pueden llamar al 53984438 de la Ciudad de México.

Está maravilloso para la Navidad o el Año Nuevo.

Y después del comercial en apoyo a la familia, y ya casi con la Navidad encima y el invierno que entra esta noche me voy a preparar un mousse de cilantro, la receta mañana.

19.12.11

Las ovejas felices del Rancho Josemaría

Seguíamos en Querétaro cuando comencé el post. El martes pasado fuimos a visitar el Rancho San Josemaría, donde producen quesos de oveja. Lo conocí a través de Twitter, por alguna razón comencé a seguir a @CarlosYescas, que es el único juez internacional de quesos en México. Él a través de Lactography está tratando de promover el queso mexicano. 

Estás iniciativas me gustan mucho y me encantaría poder participar más activamente en ellas. Tengo (tenemos) la firme convicción de que hay maravillosas cosas rondando el planeta, pero no promovemos los productos mexicanos como el queso, el vino, la cerveza o la comida mexicana real (por real me refiero a no Tex-Mex).

Así que hace un poco más de una semana les escribimos a Catalina y Martín y salimos junto con @Mafalda19 rumbo a Santa Rosa Jáuregui. Está a un poco más de 15 min del centro de Qro., a pocos minutos de la carretera. Y te reciben aquí:


Antes de ver a las "niñas", como cariñosamente llaman a las ovejas, les cuento que hace unos dos meses estos quesos ganaron premios en el concurso internacional de queso en Londres. El fresco se llevó una medalla de plata, maravillosa, en la categoría de queso nuevo y el semi-duro la de bronce en la categoría de semiduros. (Para más información ver aquí). Ahora sí las "ovejas felices":

¿No está monísima?


¡Están muy lindas las lanudas!


Ahora sí pasemos al delicioso queso. Al terminar la visita y saludar a las más de 250 ovejas que tienen en el rancho, ver la sala de ordeña, aprender que tienen leche durante 300 días del año, que dan como 1.2 litros diarios promedio, que son diferentes grados de la raza East Friesian, que las esquilan y regalan la lana, que tienen nombres como "Pura", "Purititita", "Perico", "Obama", "Calaca" y otros.... uff, después de todo lo lindo a lo más lindo, a probar el queso.

Nos invitaron un semiduro, acompañado por miel mantequilla (miel cristalizada para untar). Una vez que el queso toma temperatura es buenísimo. Tanto en España como en México he probado varios quesos de oveja, de diferentes marcas y tipos, y este es un excelente queso, qué más que recibir premios para confirmarlo.


Queso de oveja semi-duro con miel mantequilla


La visita deben concertarla con ellos unos días antes y cuesta $60 por persona. Hasta enero que retoman la ordeña no tienen queso a la venta, nos quedamos con ganas de llevar a casa. Hay la oportunidad de ir a hacer tu propio queso y guardarlo en maduración, donde ellos voltean la pieza a diario, el tiempo que queramos, ¡qué ganas de probar uno de 12 meses!

Muchas gracias a Rancho San Josemaría nos encantó conocerlos.

Galletas, intercambio de recetas. Reto diciembre Film & Food

En Film & Food este fue mes de galletas. Las propuestas, sí otra vez dos, fueron muy tentadoras, un intercambio de galletas y un intercambio de recetas de galletas. Como saben me vine a México, me fue imposible, aunque me hubiera encantado, lo del intercambio de galletas, pero aquí estoy con el intercambio de recetas. Esta vez el protagonista fue un libro, no una película, sin duda me dan ganas de leerlo: Recetas y confidencias.


Mi pareja en este reto fue Reyes de Dulces Bocaditos y yo le envíe la receta de galletas de ajonjolí que es deliciosa y fácil de hacer, por cierto excelente para estas fiestas navideñas. Alguna vez muy al principio del blog publiqué la receta, pero la haré próximamente para que la vean, claro que primero pueden pasar a ver la de Reyes. Mil gracias Reyes por ser tan linda en este reto y por tus palabras sobre la receta y el blog.


Reyes me envío la receta de "galletas de millonario", también conocida como "pastas de mantequilla de lujo". Me costó un poco porque no estoy acostumbrada a este tipo de galletas y debo confesar que terminé "cortando" la receta. Me explico, la receta lleva tres capas: galleta, leche condensada y chocolate; en casa no son tan dulces y sabía que no la comerían así, por lo que omití el chocolate. Al final no parece tan buena idea porque es lo que les da la consistencia y como verán no me quedaron precisamente galletas. Eso sí son sabrosas, especialmente si gustan de las recetas con base de mantequilla.


Retomo que en México pocas personas tienen báscula para cocina, porque estamos muy acostumbrados a cocinar con tazas y cucharadas. Así que muchas veces y por usar muchas recetas europeas de los blogs que tanto me gusta leer, me toca convertir.


Galletas de millonario (Mi receta modificada a tazas)


Horno 190º


La base lleva:


1.5 tazas de harina
2/3 taza de mantequilla a temperatura ambiente
4 cda de azúcar morena



La primera capa (y única en esta modificación):


1 lata de leche condensada (Nestlé)
3 cucharadas de azúcar morena
3 cucharadas de mantequilla


Se mezcla la harina con la mantequilla y el azúcar, con las manos. Una vez que se tiene una masa compacta con la ayuda de una cuchara se pone una capa delgada sobre un molde de unos 20x20. Se mete al horno a 190º nos 15-20 min. 





Para la cubierta se pone la leche condensada, el azúcar y la mantequilla en una olla (caso) a fuego lento hasta que se ponga dorada y despegue de los bordes (a mi me faltó dejarlo más tiempo). Se agrega una a la galleta cuando la galleta enfríe.


Si quisieran agregar el chocolate:


150gr chocolate con leche derretido a baño maría y se agrega cuando la primera capa (leche condensada) está fría.




Como verán no me quedaron como debiera ser, pero estaban muyyy ricas mis "galletas" experimento. Eso sí son pesadísimas, yo haría la mitad de la receta. Seguimos desde Querétaro... mañana (hoy 19) vuelta a la Ciudad de México.

15.12.11

"La Mariposa" y detalles de Querétaro

Querétaro, México, es el lugar del que dice NLE que es, a pesar de haber nacido en Veracruz, otro de los 32 estados de los que he estado hablando. Será porque en esta ciudad, en donde estamos ahora, es en donde se ha sentido más en casa, notar que se ha cambiado 17 veces. Es una ciudad que diré que es una de las más relevantes de este país, aunque todas son relevantes (risa pensante).

                  

La ciudad de Querétaro ha crecido muchísimo los últimos años, tiene una parte fresa (pija para los de España) y moderna, su centro histórico con danzón y globos, comida y música de banda (banda con música linda) en vivo. He venido muchisísísísímas veces a Qro. porque mientras NLE y yo vivíamos en diferentes ciudades él iba a México y yo viajaba hacia acá.

A pesar de las vueltas hay muchos lugares que no conozco y lo divertido es que él tampoco, me refiero a lugares típicamente queretanos. Uno de los lugares es "La mariposa", lugar de queretanos desde 1940. Los amigos de NLE, los nacidos en Querétaro, se burlaron (amablemente) de él por no conocer el dichoso lugar y es que hasta del otro lado del mundo Amanda lo recordaba. Algo divertido es que los otros amigos, a los no nacidos en Querétaro, no les importó mucho.

Finalmente el lugar me pareció bastante kistch, aunque eso le dio cierto encanto. Las malteadas están bien, sobretodo la de chocolate y lo demás normal. Es un poco caro, pero para "turistear" me parece un punto que conocer. Algo curioso es que pedí un atole de arroz, bebida muyyyy común en México, y esperaba los granitos de arroz en el fondo, y no existían, muelen y cuelan el atole. Está bien para los que no soportan los grumos, pero le quitó el encanto.


Malteada de coco, ¿les he dicho que no me gusta el coco? A NLE le encantó

Atole de arroz

Enchiladas verdes (mitad del plato) rellenas de queso

Saliendo de "La Mariposa recorrimos el Jardín Zenea, que ya está totalmente navideño. En muchas plazas de los centros mexicanos, especialmente en Veracruz y otros estados del sur de México, se baila danzón algunas veces a la semana. La banda toca en vivo y la gente sale con su mejor vestido de baile a buscar pareja o a disfrutar de la noche.

Detalles de la decoración navideña

El danzón (favor de poner atención a la vestimenta)

Los pasos de baile (notar los zapatos)
Me encantó el estilo del señor

Ahora les dejo un poco de decoración navideña para ir tomando fuerzas a 8 días de la Navidad. Les dejo el contraste del cielo y el infierno y más abajo un poema. Debo insistir en pedirles no poner mi nombre o el de NLE u otros en el blog, al menos por ahora sigo prefiriendo el "anonimato", ya veremos en el 2012.




Danzón y poema "Vacio":


10.12.11

Red velvet cupcakes, recuerdos presentes de terciopelo rojo

En la casa de mis abuelos paternos había una serie de muebles antiguos, algunos más que otros, algunos menos que los primeros. No hay forma de recordar la casa si no es con la higuera de la que les había contado y los muebles. Algunos de ellos fueron modificados por mi abuelo, pasaron de ser grandes roperos, que no cabrían en ninguna casa, a una cantina (bar) y una especie de baúl-banca, había libreros y un gran comedor. El baúl estaba cubierto de terciopelo rojo quemado y hacía juego con los sillones y dos grandes sillas, estilo trono de un rey.


Hoy una de las sillas y el librero están en casa de mis papás, están en mi casa. Son ahora parte de la nueva cara de la casa que ha ido cambiando mucho en el último año que no he estado por aquí y es que a pesar de ver los cambios por Skype definitivamente "no es lo mismo".

Y hablando de terciopelo rojo una de las recetas que tenía meses queriendo hacer eran los red velvet cupcakes. Era todo un reto porque nunca había hecho ningún tipo de cupcake y la verdad es que estoy encantada con lo que ha pasado. Utilicé la receta de Bea, y fue maravillosa, sólo tuve que hacer unos cambios para adaptarla a tasas y algún problemita con el buttermilk, pero quedan deliciosos (aunque hipercalóricos).


Así que desde Querétaro, México, por los siguientes 9 días, aquí la receta:






Red velvet cupcakes (modificados a tazas y algo más)


La receta es para muchos cupcakes, unos 13-15, yo hice seis y un pastel, pan o tarta de unos 22cm.


2.5 tazas harina
1.5 tazas azúcar
1 cda de chocolate en polvo o cocoa
1 cta de sal
1 cta de bicarbonato
2 huevos
1 taza de aceite
1 cda de vainilla
1 taza de leche con 1 cucharada de vinagre o limón para cortarla y hacer buttermilk*
Colorante rojo (1 botecito de McCormick) hasta que se ponga ROJO


El horno debe ir a 180º, precalentándose mientras mezclamos los polvos muy bien. Por otro lado se mezclan los líquidos. Incorporamos y rellenamos los capacillos, ya colocados en los moldes para panquecitos, hasta un poco más de la mitad.


Para la cubierta:


1 barra de queso crema grande (Philadelphia o Fiorello)
1 barra y media pequeña de 90gr de mantequilla sin sal
1.5 tazas de azúcar glass


Tener a temperatura ambiente y batir con la ayuda de la batidora eléctrica.


*Es mejor utilizar leche fresca la pasteurizada, nunca logré cortarla aunque quedó muy bien.




PD Feliz cumpleaños ayer 10 a AnairaM, primita...

7.12.11

Jalapa y sus "picaditas"

El lunes les estaba contando de mi viaje a Jalapa, ahora les cuento detalles sobre esta ciudad, capital del estado de Veracruz (NLE es veracruzano, por cierto) el quinto más importante del país (son 32). Jalapa está a una hora del mar, es extremadamente húmeda, así que mis alergias están "como pez en el agua", es caliente en verano y fría en invierno.  Es una ciudad que en los últimos diez años ha crecido muchísimo y es que mis recuerdos de la ciudad son de hace más de 20 años, así que la he visto cambiar, pasó de ser una mini ciudad con dos supermercados y sin tiendas comerciales de cadena, nada más que locales, a una ciudad con muchos centros comerciales y mucha  más gente. Próximamente la nueva autopista estará lista para llegar desde la Ciudad de México en unas 3 horas y 45 minutos, aproximadamente.

El centro de Jalapa es pequeño comparado con otros centros mucho más grandes o con iglesias más antiguas u otros detalles, sin embargo tiene su encanto:


Catedral de Xalapa, Ver.


Niña y ¿abuelo? con palomas

Vista de la plaza central de Xalapa


Una de las cosas más clásicas y típicas de Veracruz es La Parroquia, un restaurante - cafetería que tiene un larguísima historia en el puerto y del que hay sucursales en el centro de Jalapa. La comida es muy clásica del desayuno de la zona y aquí algunos ejemplos:


El café "lechero" es lo más clásico, típico, curioso y famoso del lugar. El "experto" sirve con jarras de metal el café caliente concentrado (sin llegar a ser esspreso) sobre un vaso de vidrio, después de servirte hasta donde gustes de café, llega otra persona que comienza a servir la leche "desde abajo" hasta llegar a una altura considerable, como se ve en la foto, se termina creando una espuma en el café.


Proceso de "lechero"

Canillas, pan típico veracruzano, poco azucarado

Pasando a lo salado tenemos las picadas o picaditas, las gorditas infladas, los huevos tirados. Al menos es lo más clásico de lo que tengo fotos porque las cartas (menúes) son bastante extensas.

Gorditas infladas con salsa verde cruda, frijoles y queso fresco

Picada con salsa verde cruda, queso fresco y cebolla (se diferencia del sope en que sope se llama en el
 DF y en muchas otras zonas del país)


Enfrijoladas sencillas (sin relleno) con queso fresco y cebolla
Y ahora sí con muchos posts pendientes, me voy a seguir con la chimenea, el Baileys y la noche en casa...

2.12.11

Ponche mexicano: abierta la temporada navideña

Ya estamos en México, hace cinco días y sigo despertando demasiado temprano. Supongo que el JetLag desaparecerá poco a poco. Estoy un poco lenta con todo, empezando con el blog, con pendientes del doctorado, de mi licenciatura online ni hablar y bueno el tiempo se va haciendo nada más que rápido. Hoy algo sobre "los 15 años" y el ponche.


En México se acostumbra hacer una fiesta, cada vez menos cursi, cuando las adolescentes cumplen 15 años. Son fiestas con sus amigos y familiares y a veces se realiza una misa. Algunas prefieren cambiar la fiesta por un viaje, algunas fiestas son en casa, formales o semi-formales, otras son en grandes salones de fiesta y otras cerrando las calles. Cada familia, cada costumbre. 


Anoche fue la fiesta de una de mis primas, la más pequeña de la familia de mi mamá, que es la más pequeña de todos mis primos. El siguiente fin de semana cumple 15 y anoche hubo una misa, que no soy nada afecta a ellas, pero había que acompañarla, con gusto claro. Después de la misa en casa cenamos la familia, la de su mamá (o sea yo) y la de su papá. Suena raro decirlo así porque son mis tíos con los que más he convivido en diferentes épocas de mi vida.

La fiesta fue en Jalapa, ciudad de la que les hablaré en la semana. Ya me dio tiempo de comer quesadillas de todo tipo, y no me ha dado tiempo de despertar. Sobretodo para empezar con la comida mexicana en forma. Por ahora les enseñaré la receta del ponche, de la que hace unos posts les platicaba, ponche mexicano, y al menos la receta familiar.  

Cada familia tiene una receta muy particular, como en todo, a veces hasta se acostumbra poner un poco de ron, pero eso es cuando hay fiesta y en lo particular no me gusta nada, lo veo más como un postre, como un acompañamiento de una tarde o mañana con chimenea. La base puede hacerse con jamaica o tamarindo, yo prefiero el tamarindo, pueden ser concentrados (jarabes con o sin azúcar) o reales hirviendo y limpiando, ya sea el tamarindo o la jamaica. Ambos son muy, muy, muy utilizados prácticamente "del diario" en México.



Ponche 


La receta puede modificarse de acuerdo al gusto de cada quien en cantidad de agua, fruta, azúcar, etc. Es complicado replicarla fuera de México por la guayaba y el tejocote.


4 litros de agua
8 guayabas 
12 tejocotes
1 manzana
1/2 naranja
1 rama de canela
1 taza de azúcar
1 clavo
1 taza de concentrado de tamarindo 
1 puñado de pasas de uva o pasa de ciruela
Caña de azúcar (algunos pedazos al gusto)



Se pone el agua a hervir. Se añaden las frutas: guayabas sin la parte de arriba y en cuartos, tejocote sin las partes de arriba y abajo, manzana en cuadros grandes, naranja en cuartos, caña pelada y en tiras delgadas.

Se añade el azúcar, la canela, el clavo, el concentrado y las uvas pasas. Y se deja hervir a fuego medio removiendo de vez en cuando hasta que la fruta este muy suave, una hora aproximadamente, se prueba de azúcar, se sirve caliente con o sin fruta.